RESEÑA HISTÓRICA MISIÓNVISIÓN

A contar del 12 de Noviembre de 1992 la Sociedad Controladora de Plagas Forestales S.A. inició sus actividades con la participación de las trece principales Empresas Forestales entre la región del Maule y la región de los Ríos.

Durante 1993, se incorporaron tres empresas más y durante 1994 cinco nuevas empresas, hasta finalizar 1995 constituyendo la Sociedad veinticinco empresas entre la región del libertador general Bernardo O´higgins y la región de los Ríos.

A partir de 1995 se decidió no seguir incorporando socios, sino que más bien se buscó la incorporación de pequeños y medianos propietarios forestales, a través de la suscripción de un convenio de colaboración.

Durante 1996 se intensificó esta estrategia buscando el esfuerzo compartido de todo el sector, teniendo en consideración que las plagas no respetan límites de propiedad. Además, se analizó la posibilidad de ofrecer un servicio integral a sus asociados y convenientes.

Durante 1997, se siguió con la política del año anterior y se buscó la forma de concretar el ofrecimiento de un servicio integral a sus asociados con el apoyo de FONTEC-CORFO. Además que se buscó propiciar todas aquellas medidas tendientes a aumentar la producción y bajar los costos.

Durante 1998, se siguió con la política de los años anteriores y se logró el apoyo de FONTEC-CORFO en la formación de un Centro de Transferencia Tecnológica en Manejo Integrado de Plagas.

Durante 1999, el Centro de Transferencia Tecnológica se consolidó como una real alternativa para ofrecer servicios en materias de fitosanidad forestal a todos los entes que forman el Sector Forestal, a través de sus Unidades de Documentación y Comunicaciones, de Capacitación y Transferencia Tecnológica, de Investigación y Acción Estratégica, de Diagnóstico y de Gestión.

El año 2000, marca el término de financiamiento de parte de FONTEC-CORFO del Centro de Transferencia Tecnológica en Fitosanidad Forestal, lo que significa un gran desafío para las personas que en el trabajan, en términos de buscar los potenciales clientes que permitan conseguir el autofinanciamiento, a través de la prestación de servicios.

El gran desafío del año 2001, fue intentar erradicar la plaga la avispa taladradora de la madera Sirex noctilio, que se detectó en la V y X Región del país y disminuir la presión de su ingreso desde Argentina, y la traída, producción y liberación del biocontrolador de la plaga, el Psílido del Eucalipto, el parásito de ninfas Psyllaephagus pilosus. Este mismo año la Empresa recibe el Premio Nacional de Innovación Agraria en la Categoría Productividad otorgado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA).

Durante el año 2002 se puso en práctica el Plan de Acción para enfrentar el hongo que causa el Cancro resinoso del Pino (Fusarium circinatum) una seria amenaza para las plantaciones de pino en el país.

Durante el año 2003 se introduce junto al SAG desde México el biocontrolador de ninfas Psyllaephagus bliteus de la plaga el Psilido de los Eucaliptos rojos Glycaspis brimblecombei

Durante los años 2004 y 2005 se intensifican las labores de capacitación, a través de Resolución Exenta Nº03636 de la Dirección Nacional de Capacitación se nos otorga la calidad de Organismo Técnico de Capacitación (O.T.E.C.) y en el mes de Julio del mismo año se nos otorga la calidad de Organismo de Acreditación de Competencias Laborales (O.A.C.L.) por parte de CORMA Región del Bío Bío.

Durante el año 2006 finalizan exitosamente los proyectos relacionados con la avispa taladradora de la madera y la chaqueta amarilla, financiados por el Fondo SAG e INNOVA BIO-BIO respectivamente y al mismo tiempo se postula al IV Concurso del Fondo SAG y se adjudican dos nuevos proyectos relacionados con el control biológico de la avispa taladradora de la madera y con un hiperparásito (Perilampus tristis) que afecta el biocontrolador de la polilla del brote del pino...

Siguiente página


click en imagen